Septiembre 25 de 2014
 
Fasecolda presenta el estudio “Análisis del mercado laboral en Colombia: Una nueva cara de la formalidad”
 
 
El gremio asegurador da a conocer hoy al país el estudio que explora una cara prácticamente desconocida del mercado laboral.


Gracias a la información suministrada por las Administradoras de Riesgos Laborales, podemos conocer, por primera vez en nuestro país y con certeza plena, la edad, género, actividad, ubicación y nivel salarial de los 8,7 millones de trabajadores afiliados.


Existe estabilidad en los contratos laborales formales, dado que su duración es superior a 12 meses para un rango entre el 76% y el 78% de los contratos.
 
 
   

Fasecolda presenta hoy al país el estudio “Análisis del mercado laboral en Colombia: Una nueva cara de la formalidad”, el cual es una exploración de una cara del mercado laboral prácticamente desconocida.

Bien se sabe que la informalidad es un lastre para el desarrollo económico, que obstaculiza las mejoras de la productividad de la economía, frena la innovación y desincentiva el emprendimiento. Pero poco se conoce de la formalidad.

Una de las causas de este problema es la carencia de información disponible, que sea además sólida y confiable. La experiencia del equipo técnico de Fasecolda permitió verificar la gran riqueza de información contenida en la base de datos las Administradoras de Riesgos Laborales, que hace posible que se cuente con datos poblacionales y no meramente muestrales, sobre el mercado del trabajo formal.

“Gracias a esta circunstancia, damos a conocer por primera vez en nuestro país y con certeza plena, la edad, género, actividad, sector económico, análisis de sobrevivencia en la formalidad tanto en empresas como en trabajadores, ubicación y nivel salarial caracterizados por regiones y por clases de riesgos de los 8,7 millones de trabajadores afiliados”, dijo Jorge H. Botero, presidente ejecutivo del gremio asegurador.

Contar con la información censal de los trabajadores formales del país y poner estos primeros resultados descriptivos a disposición del Gobierno, de los estudiosos y en general de todos los interesados, es un aporte y un compromiso de Fasecolda.

Datos de interés

 

Calidad de la formalidad

  • Una de las propuestas del estudio es el concepto de calidad de la formalidad. No es lo mismo tener un contrato formal por dos o tres meses, que tenerlo por un año; las implicaciones son muy diferentes tanto para los trabajadores como para la economía en su conjunto.
  • Hay estabilidad en los contratos laborales formales, dado que su duración es superior a 12 meses para un rango entre el 76% y el 78% de los contratos.
  • Existe un segmento de los trabajadores que se mueve entre la formalidad y la informalidad. Este es uno de los temas que investigaciones posteriores pueden profundizar.
  • Alrededor del 50% de los empleados formales que pierden su empleo, vuelven a una ocupación formal antes de seis meses. Los datos también indican un porcentaje de empleados que no volvieron a vincularse a empleos formales; el más alto corresponde al 39% de los empleados con contratos que duraron más de 24 meses.
  • Cerca del 40% de los trabajadores formales labora menos de nueve meses en el año, lo que podría repercutir en una densidad insuficiente para acceder a una pensión.
  • Los sectores con mayor informalidad, también tienen alta participación en la formalidad, tanto laboral como empresarial.

 

Análisis sectorial

  • Cuatro sectores económicos (Servicios Profesionales, Industria, Comercio y Transporte) agrupan el 60% de los trabajadores expuestos*.
  • Es de subrayar la baja participación del sector “Agricultura” en el porcentaje de expuestos, como resultado de la alta informalidad del sector y la baja penetración del seguro de Riesgos Laborales en las zonas rurales del país, especialmente las más apartadas.

 

Edad y género

  • En cuanto al análisis de edad, el sector Comercio se caracteriza por emplear trabajadores más jóvenes. De esta forma, el 58% de los trabajadores expuestos en el sector tienen entre 15 y 35 años.
  • El sector Administración Pública y Defensa tiene el nivel más bajo de trabajadores menores de 25 años y el más alto en mayores de 55 años. Por otra parte, los sectores Financiero y Minas y Canteras tienden a contratar, en una alta concentración, a los trabajadores entre 25 y 35 años.
  • Abordando el tema del género, el estudio revela que existe una menor representación laboral femenina en el conjunto de trabajadores afiliados al SGRL. Con un mínimo de 35% de participación de mujeres, en 2011 y un máximo de 39%, en 2008, el empleo formal se encuentra sesgado a favor de la población masculina.

 

Formalización empresarial

  • Las empresas de los sectores de Servicios, Comercio y Construcción, tradicionalmente, se identifican como informales. Los datos del estudio muestran que ellos concentran el 59% de las empresas formales (24.6%, 23.0% y 11.7%, respectivamente).
  • Más del 60% de las empresas formales de los sectores de Servicios, Agricultura, Servicios Financieros, Comercio y Transporte cuentan con menos de 10 empleados. En Industria y el sector de Electricidad, el 50% o más de las empresas están en ese mismo rango de empleados. En Minería, solo son el 23% de las empresas, y en Construcción, el 33%.

 

Salarios

  • El 80% de los ocupados formales en el país devengan menos de 2,5 Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes (SMMLV).
  • Sectores económicos como Construcción, Transporte y Agricultura presentan los menores niveles de ingreso salarial, resultados que se encuentran en línea con los presentados por el DANE en su encuesta “Empleo Informal y Seguridad Social”.Esto se ratifica al observar la información a nivel de regiones y ciudades seleccionadas, donde cabe destacar que aquellas ciudades que concentran mayor número de empresas y trabajadores, también concentran la mejor remuneración salarial medida en SMMLV.

Este estudio, sin duda, es una contribución a enriquecer el conocimiento del mercado laboral y seguramente repercutirá, de una u otra forma, en la construcción de políticas públicas en beneficio de la población ocupada del país.

Conozca estas y más conclusiones del análisis realizado por Fasecolda en el documento impreso y en www.fasecolda.com.

(*)La propuesta de Fasecolda es utilizar la medición actuarial de expuestos para capturar en un indicador anual la evolución de la formalidad laboral en el País. Con la metodología propuesta, los empleos laborales de diferentes periodicidades se expresan como equivalentes anuales y se pueden acumular; de esta forma, se obvia la percepción errada que se podría obtener al contabilizar como formales cada uno de trabajadores que tuvieron un empleo formal por unos pocos meses en un año.