Julio 2015
 
Fasecolda lanza Protocolo de Actuación Gremial ante Eventos Catastróficos
 

 
El protocolo facilita la coordinación entre las aseguradoras y el gremio para hacer frente ante una catástrofe.

Suministra herramientas a las compañías de seguros para prestar una atención ágil optimizando los recursos disponibles.

Se crea una instancia denominada Comité de Atención de Eventos Catastróficos encargada de coordinar las acciones para la protección de los asegurados.

 
     
 

La Industria Aseguradora, experta en administración de riesgos, es un actor primordial para contribuir con el manejo de una catástrofe y mitigar el impacto económico y social que esta trae consigo; por ese motivo FASECOLDA, con la colaboración de sus afiliados, ha diseñado el Protocolo de Actuación Gremial ante Eventos Catastróficos, con el propósito de cooperar con la industria en la atención eficiente de sus asegurados.



De acuerdo con Jorge H Botero, presidente de FASECOLDA, “el sector asegurador tiene que conjugar todos sus recursos y los de las compañías de seguros para poder atender con rapidez y eficiencia las necesidades de las personas que requieren de los dineros que provienen del sector asegurador, con relación a los amparos que había contratado, y así atender los siniestros. En vez de que cada compañía actúe individualmente en el evento de una catástrofe, lo haremos de manera colectiva”.



Se activará el protocolo siempre que se presente un evento de gran magnitud (terremoto, incendio, inundación, terrorismo, tsunami, vientos huracanados, derrame de sustancias tóxicas, pandemias, erupciones volcánicas, fenómenos de remoción en masa) que afecte un gran número importante de bienes, servicios y/o personas. En este caso se convocará el Comité de Atención de Desastres, que reunirá a los delegados de las áreas de Indemnizaciones, Comunicaciones y del Plan de Continuidad de Negocio de las compañías de seguros para activar las líneas de acción establecidas.



El protocolo facilitará la recolección de la información relevante para la industria aseguradora, medios de comunicación y comunidad en general sobre el número de riesgos y valores asegurados en las áreas afectadas, para compararlos con el total de riesgos.



FASECOLDA cuenta con el servicio de mapas de amenaza, que permite georreferenciar los riesgos asegurados para facilitar la recolección y el análisis de los datos para dimensionar la magnitud del evento catastrófico.



La industria podrá entregar información confiable y oportuna al Gobierno Nacional sobre la cuantificación de los riesgos atendidos e indemnizados por las compañías de seguros, para que este concentre sus esfuerzos en gestionar la ayuda y los recursos entre los afectados que no contaban con coberturas de seguros.



La información que provenga del sector asegurador podrá ser utilizada por diferentes actores, en el análisis del evento y en la administración de riesgos y contribuirá con el diseño de políticas de reducción de la vulnerabilidad fiscal del Estado ante eventos catastróficos a futuro.



Este protocolo:

  • Facilita la coordinación entre las aseguradoras y el gremio para hacerle frente a este tipo de eventos.
  • Permite entregar información oportuna, actualizada y veraz a los asegurados, entidades oficiales, medios de comunicación y público en general, sobre el desempeño del sector asegurador en la atención de una catástrofe.
  • Suministra herramientas a las compañías de seguros para contribuir con la atención ágil optimizando los recursos disponibles.
  • Ayuda a articular acciones conjuntas entre el sector asegurador y las entidades públicas en caso de un desastre.

Datos de interés

  • Al presentarse un evento catastrófico, el gremio estará mejor preparado para reaccionar de manera ágil y poder responderle a cualquiera de los 24 millones de asegurados en Vida, 9 millones de trabajadores activos en riesgos laborales, 700 mil personas en atención médica y hospitalaria, además de la reparación de más de dos millones de vehículos y la reconstrucción de un millón 300 mil predios asegurados.
  • Cerca del 86 % de la población colombiana vive en zonas de amenaza sísmica intermedia y alta, el 28 % está expuesto a inundaciones y el 8 % a deslizamientos.
  • Entre el año 2010 y 2011, el fenómeno de La Niña se convirtió en el evento catastrófico natural más grande de la historia reciente colombiana, afectando no sólo a la población sino a la economía nacional, al registrar pérdidas que se estiman en $11 billones de pesos.
  • El Comité de Atención de Desastres tiene la misión de consolidar la información de interés público, relacionada con el desempeño de la industria aseguradora en la atención de un evento catastrófico.

Para más información entre a www.fasecolda.com

 
     
 
 
  ANEXOS  
  Protocolo de Actuación Gremial ante Eventos Catastróficos  
  Versión en pdf  
  Versión en línea