Fasecolda, en un esfuerzo por contribuir con la iniciativa de donación de órganos, se une al Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud en una nueva campaña donde el protagonista es cada uno de nosotros.

En Colombia somos 48 millones de personas y ahora con la vigencia de la Ley 1805 de 2016, todos somos donantes de órganos y tejidos.

Muchos colombianos están a la espera de un trasplante que les dé una segunda oportunidad en la vida.

Desde el 2015, la industria aseguradora viene trabajando con el Ministerio de Salud en la campaña de donación de órganos. Por cada donante de órganos y tejidos se pueden beneficiar 55 personas.

Para facilitar el proceso, debemos comunicarle a nuestra familia la intención de ser donantes.

Si bien hoy por disposición legal todos somos donantes, en muchos casos la utilización de los órganos se frustra porque la familia de la persona fallecida no facilita, o lo hace tardíamente, el acceso del personal paramédico que debe realizar su extracción durante el reducido tiempo posterior a la muerte en que ello debe suceder.

La invitación es a que todas las personas manifiesten: ‘Quiero ser donante y que todos lo sepan’.