Sala de prensa

$241 mil millones estima pagar la industria aseguradora por actos vandálicos

26 de agosto

Son significativos los reclamos por daños registrados durante las protestas desde el pasado 28 de abril al 15 de julio. En el país se afectaron 5.158 riesgos asegurados, entre los que se cuentan bienes inmuebles del Estado, sistemas de transporte público, bienes particulares, vehículos y carga.

Los reclamos que las empresas y personas aseguradas por actos vandálicos han hecho a las compañías de seguros entre mayo y julio suman $ 241 mil millones.

“Al atender las solicitudes de pago de siniestros, las aseguradoras están honrando su compromiso de asumir los riesgos de sus asegurados. En estos momentos es que el seguro adquiere todo su significado. Al responder por los siniestros, el seguro cumple su rol misional en la economía” expresó Miguel Gómez Martínez, presidente de Fasecolda.

Fasecolda advierte sobre la necesidad de que las autoridades locales brinden la protección necesaria de los bienes públicos y privados durante las jornadas de protesta. “Estos bienes representan el patrimonio de los colombianos y la transferencia de riesgos se logra gracias a los impuestos de todos, afectarlos es atentar contra nosotros mismos”, recalcó Gómez Martínez.

Tal y como lo demuestran las cifras, la mayor afectación en relación con los bienes inmuebles del Estado, sistemas de transporte público y bienes particulares se concentra en la ciudad de Cali, que agrupa cerca del 48,21% del total de los montos asumidos por la industria.

Los datos presentan la magnitud de la problemática que enfrentó la ciudad, muy por encima de lo sucedido en Bogotá, Medellín y el resto de país.

 

¿Cómo la industria aseguradora ha respondido por actos vandálicos?

  • La industria espera pagar $154,700 millones por daños a bienes privados (1,850 riesgos) y $60,700 millones por daños a bienes públicos (347 riesgos).
  • Las compañías de seguros han recibido 2.772 reclamaciones en el país por afectaciones al ramo de Automóviles durante actos vandálicos con corte a julio, por las que ha pagado $18,707 millones.