Sala de prensa

Miguel Gómez, presidente de Fasecolda, en el Seminario de Seguro Agropecuario.
Miguel Gómez, presidente de Fasecolda, en el Seminario de Seguro Agropecuario.

El seguro agropecuario ha protegido a más de 28 mil productores del campo

28 de abril

Como resultado de la implementación de las políticas públicas y de la inversión que viene haciendo la industria aseguradora para potenciar el desarrollo del agro en Colombia, en 2020 se registró la mayor profundización de este seguro en la historia, con cerca de 237 mil hectáreas aseguradas en más de 25 actividades agropecuarias en 26 departamentos y 28 mil productores agropecuarios cobijados.

Ese año la profundización del seguro agropecuario (hectáreas aseguradas /hectáreas sembradas) se estimó en 5.1%, con base en 4.6 millones de hectáreas sembradas. Para 2021, se redujo a 4,2%.

Esta cobertura ampara al productor agrícola o pecuario frente a riesgos propios de su actividad económica, como sequías, heladas, vientos fuertes e inundaciones, que afectan el cultivo o producen la muerte de las plantas y los animales.

En Colombia, la actividad agropecuaria juega un papel importante en el crecimiento económico del país al aportar en la generación de empleo, la reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria. Sin embargo, es también una de las actividades más expuestas y vulnerables a amenazas de todo tipo, dentro de las que se encuentran riesgos de mercado, del clima y de la producción.

El seguro agropecuario evita o mitiga el deterioro en la capacidad de consumo de los productores agropecuarios, estabiliza sus ingresos y protege sus inversiones. En el caso colombiano, es tan valioso para los productores que, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO, Colombia puede ser líder en agro al ser uno de los siete países en el mundo que cuenta con frontera agrícola disponible para desarrollar proyectos productivos agropecuarios sostenibles.

Dicho seguro recibe un subsidio del Gobierno Nacional de entre el 50% y el 85% del valor de la prima, lo que permite brindar protección a un menor costo. En muchos casos, los productores del campo tan solo pagan el IVA y no deben tramitar el subsidio, ya que esto es función de la aseguradora. Actualmente, hay oferta de seguros para más de 72 productos agrícolas y 4 pecuarios en 28 departamentos del país.

“Esta póliza contribuye al desarrollo de actividades productivas de mayor riesgo, que al mismo tiempo generan más retornos; facilita el acceso a la financiación y estimula la cultura de la administración del riesgo”, explicó Miguel Gómez Martínez, presidente de Fasecolda, en la instalación del Seminario del Seguro Agropecuario y Gestión de Riesgos, un espacio organizado por Finagro, la Universidad Externado de Colombia y el gremio asegurador para identificar retos, oportunidades y acciones para el seguro agropecuario en Colombia.

 

Datos claves del Incentivo al Seguro Agropecuario - ISA

  • El incentivo hace que el productor tenga acceso al seguro. Está contemplado en la Ley 69 de 1993 y la Ley 2178 de 2021.
  • Los montos se definen cada año. Es facultad de la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario (CNCA) asignar los recursos y definir las condiciones de acceso.
  • La Ley 2178 le otorga seguridad al ISA y establece que debe ser prioridad para el esquema de gastos del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.
  • Con $443 mil millones de recursos del ISA, durante 13 años se han protegido inversiones de los productores, que ascienden a $11,1 billones.
  • Dentro de los retos del ISA están reducir la incertidumbre en la asignación de los montos, asegurar la estabilidad en las condiciones de acceso, instaurar menos procedimientos para la disponibilidad del incentivo y el fortalecimiento de la agroindustria.

 

“Hay campo para todos y todos los actores del campo son fundamentales en el propósito de que Colombia logre materializar su liderazgo como potencia agropecuaria. El seguro es una herramienta de gestión de riesgos que también promueve la cultura empresarial, la formalización de las actividades productivas del agro colombiano y la consolidación de las alianzas entre pequeños, medianos y grandes productores”, agregó Gómez Martínez.