Sala de prensa

Los motociclistas son los más propensos a sufrir accidentes.

Por accidentes de motociclistas, 83 personas perdieron la vida en Bogotá en el primer semestre

15 de julio

La Secretaría Distrital de Movilidad informó que, en el primer semestre de 2021, al menos 83 personas fallecieron en Bogotá por accidentes de motociclistas, cuando en el mismo periodo de 2020 las víctimas mortales fueron 67.

De acuerdo con la Policía de Tránsito de la capital, las principales razones por las cuales se accidentan los motociclistas son desobedecer las señales de tránsito, adelantar en zigzag y no mantener la distancia entre vehículos.

“En Bogotá se entregan licencias de conducción a cualquier persona que tenga la capacidad de pagarlas, y eso está fomentando buena parte de los graves siniestros viales; muertes de manera innecesaria por no saber conducir estos elementos”, dijo a El Tiempo, Alexander Reyes Moreno, experto en movilidad.

Según las autoridades, los principales accidentes en los que se ven involucrados los motociclistas están relacionados con fallas en la conducción, razón por la cual hacen un llamado de atención para que las personas tomen los cursos necesarios y aprendan los fundamentales de la conducción de este tipo de vehículos con el fin de evitar siniestros.

Otra de las preocupaciones de las autoridades es que muchos conductores no han renovado el seguro obligatorio (SOAT) ni han llevado a cabo la revisión técnico-mecánica de los vehículos, a causa de la pandemia y de las restricciones a la movilidad.

“La principal causa de infracciones para los motociclistas es desobedecer las señales de tránsito, es la más recurrente. Hemos observado cómo, producto del afán o de querer llegar más rápido al lugar de destino, los está llevando a que no respeten ni aceras ni puentes peatonales, no respetan peatones ni ciclistas”, dijo el coronel Héctor González, comandante de la Policía de Tránsito de Bogotá.

Los datos oficiales muestran que, a la fecha, se han sancionado a más de 48.000 conductores de motos por no tener el SOAT o la revisión técnico-mecánica al día. Además, se han inmovilizado más de 140.000 vehículos en la capital del país.

Lo que preocupa a las autoridades es que en el 2020 hubo más conductores de motocicleta que peatones fallecidos por accidentes de tránsito en Bogotá. El experto de movilidad, Darío Hidalgo, sostiene que la alta mortalidad de los motociclistas se explica por falencias en la infraestructura para este tipo de vehículos.

“Cuando no tenemos una infraestructura segura, aumentan los índices de siniestralidad; la capacitación de los propios motociclistas: no tenemos sistema de licenciamiento que haga un examen práctico que demuestre habilidades de conducción; tenemos las escuelas que certifican la conducción, pero hemos visto casos que no corresponden a horas efectivas de conducción”, dijo Hidalgo a El Tiempo.

La falta de sensibilidad sobre los riesgos que corren los motociclistas es una de las razones por la que los conductores de este tipo de vehículos consideran que hay altas tasas de accidentalidad.

“Que esas campañas sean con contenidos crudos pero que realmente mentalicen al usuario de moto y bicicleta del riesgo y lo expuesto –añade–. Hace años, a usted en su colegio, de niño, lo llevaban a parques temáticos, a cursos en bicicleta a manera de pedagogía. Ahora escasamente hacen un curso de horas y no analizan muy bien perfiles y capacidades. Otro factor es que Bogotá ha crecido en población exponencialmente y sus vías siguen siendo casi las mismas hace 30 años”, dijo Andrés Méndez, líder de un colectivo de motociclistas de la ciudad.

Las autoridades también reportaron que en el primer semestre de 2020 hubo 2.416 motociclistas lesionados por siniestros viales, mientras que entre enero y junio de este año la cifra ascendió a 3.618.

Según la Policía de Tránsito de Bogotá, los cinco comparendos que más impone a los motociclistas son conducir sin observar las normas de tránsito, transitar por sitios restringidos y en horarios prohibidos, no acatar los requerimientos o señales de los agentes de tránsito, no realizar la revisión técnico-mecánica y de gases correspondiente de la motocicleta y, estacionar el vehículo en lugares donde no está permitido.

 

Fuente: Semana