Sala de prensa

mascota

Si usted tiene mascota, no olvide adquirir un seguro

22 de abril

El mercado de artículos para mascotas ha ido creciendo en el país de una forma considerable y no solo de artículos que se pueden encontrar en una tienda de animales de compañía, sino también en cuanto a aplicaciones, profesionales especializados, servicios, entre otros.

Uno de los que más auge ha tenido, aún durante la pandemia, tiene que ver con el servicio de seguros para mascotas.

Cada vez más y más personas, preocupadas por la salud de su compañero animal, deciden adquirir un servicio de seguros; sin embargo, antes de decidirse por uno en particular, es importante que se asesore bien y conozca no solo los costos, sino también las coberturas y restricciones de cada aseguradora.

 

Puntos clave

Antes de entrar en materia, vale la pena resaltar que, a pesar del auge que este servicio ha tenido en los últimos años, es un segmento que aún se encuentra en desarrollo, por lo cual es importante asesorarse muy bien y analizar muy bien su caso particular para evaluar la conveniencia o no de un seguro.

Adicionalmente, debe tener en cuenta que todos los servicios de este tipo solo cubren a perros y gatos, y no a otro tipo de animales. En este aspecto se podría hablar de cuatro tipos de servicios:

- Seguros de vida: Son los servicios más adquiridos por los tutores de animales de compañía. Dependiendo de la empresa que los ofrece, estos pueden diferentes coberturas desde riesgos por enfermedades, educación, servicios de baño y/o peluquería, odontología, daños a terceros, exequias, entre otros.

- Pólizas de responsabilidad civil extracontractual: Este tipo se aseguramiento es obligatorio, según la Ley 1801 de 2016, para los tutores de perros que han tenido episodios de agresiones a personas o animales, perros que han sido adiestrados para el ataque o la defensa o aquellas razas de perros de manejo especial (erróneamente catalogados como potencialmente peligrosos), como American Staffordshire Terrier, American Pit Bull Terrier, Pit Bull Terrier, Bull Terrier, Bullmastiff, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, entre otros).

Este tipo de póliza es adquirido con el fin de cubrir la responsabilidad por los daños y perjuicios que el perro pueda causar a las personas, animales, bienes muebles o inmuebles, vías, espacios públicos y al entorno, en general.

- Medicina prepagada o planes asistenciales: Si bien no se pueden considerar como un servicio de aseguramiento como tal, pueden ser una buena opción cuando de garantizar la salud de una mascota se trata.

En el mercado existen diferentes opciones que cubren gastos principalmente médicos y clínicos como enfermedades, hospitalizaciones, procedimientos, etc., aunque, dependiendo de la empresa que lo ofrece, se incluyen otros servicios como educación, guardería, asesoría legal, servicios exequiales, entre otros.

- Planes exequiales: Este tampoco podría ser considerado como un seguro de vida. Sin embargo, vale la pena mencionarlo dentro de este apartado, ya que funciona de una forma similar a los demás. Este tipo de servicios cubre, como su nombre lo indica, todos aquellos gastos derivados de la muerte de la mascota como eutanasia, cremación o entierro, que por lo general tienen un costo elevado.

 

Lea la nota completa de El Tiempo aquí.