Sala de prensa

Peaton3

¿Al fin cuánto subió el Soat este año?

27 de enero

Aunque el 2022 empezó con la expectativa de que el Soat iba a bajar de precio, por numerosos anuncios realizados el año anterior y por una reciente ley con la que se buscaba beneficiar a los tomadores de dicho seguro en medio de una ola de carestía en la canasta familiar, la verdad es que la rebaja no es como se esperaba.

La ley 2161 de 2021 estableció un descuento de 10 por ciento, por una única vez, para aquellos propietarios de vehículos y de motos que durante 2020 y 2021 no hicieron uso del Soat y que además lo renovaron a tiempo y lo tuvieron vigente durante esos dos años. Sin embargo, esa promesa se vio afectada por el incremento del salario mínimo para 2022 que subió 10,07 por ciento, es decir, lo comido por lo servido.

El problema con el costo del Soat es que está atado al salario mínimo, pues con base en este se calculan los amparos que cubre la póliza por cada víctima de un accidente de tránsito, por ejemplo, hasta 800 salarios mínimos legales diarios (hoy 24,2 millones de pesos) para gastos médicos, quirúrgicos y hospitalarios; hasta 180 mínimos diarios (5,54 millones de pesos) por incapacidad permanente o 750 salarios mínimos diarios (22,7 millones de pesos) por muerte y gastos funerarios, entre otros.

En consecuencia, para poder mantener esas coberturas, el Soat debe subir en una proporción similar a la remuneración mínima en el país. No obstante, el alza establecida para 2022 por la Superintendencia Financiera no fue de 10,07 por ciento, sino de 12,24 por ciento, dos puntos de más que marcan la diferencia para muchos propietarios de vehículos.

La razón para ese ajuste es que con el Soat no solo se pagan los temas netamente de seguros como la siniestralidad (qué tanto se accidentan los asegurados y qué tan severo es el evento) y el costo operativo de atender a las víctimas, sino que también hay otros pagos que se agregaron a esta póliza, la cual forma parte de la política de seguridad social del país.

Desde que se creó en 1988, el Soat busca atender a todos aquellos involucrados en un accidente de tránsito, desde un peatón o un ciclista al que lo atropella un carro fantasma, hasta el choque de dos vehículos particulares de alta gama. Como tiene una naturaleza social y solidaria es regulado y obligatorio.

En el precio del Soat se combinan tres pagos: uno para la aseguradora, que se conoce como prima, otro llamado contribución al Fosyga, el cual se destina a financiar la Subcuenta de Enfermedades Catastróficas y Accidentes de Tránsito administrada por la Adres, y un tercer pago es la tasa Runt. Ese conjunto de pagos es el que subirá 12,24 por ciento este año y es el que da el precio total de la póliza.

 

Continúe leyendo aquí